La bicicleta se pone de moda en el Camino de Santiago

Recientes estudios concluyen que solamente un 12% de los peregrinos se dirigen hacia Santiago de Compostela en bicicleta.

En la actualidad hay una gran cantidad de personas aficionadas y profesionales del ciclismo, por lo que este porcentaje puede resultar bajo. ¿Os interesan los resultados de este estudio? Haced clic aquí para conocer todos los detalles.

 

albergue-milpés-camino-bicicleta

Los que hayan disfrutado de esta aventura a dos ruedas repiten: aunque en un principio puede llegarse a pensar que el camino será más llevadero en bicicleta, finalmente las dificultades y exigencias de las rutas determinan casi el mismo nivel de dureza.

El Camino transcurre sobre piedra, tierra y muchas subidas y bajadas…lo que complica mucho el trayecto al ciclista.

Si peregrináis en bicicleta, al igual que si se vais a pie, hay meses en los que es menos recomendable iniciar la travesía.

Es mucho más recomendable comenzar la peregrinación durante los meses de abril, mayo, junio o septiembre y por el contrario, no es tan recomendable en noviembre, diciembre, febrero o marzo.
Es muy importante conocer el estado del suelo y medir el nivel de seguridad para transitarlo.
Las condiciones atmosféricas en Galicia tienden a complicar el estado del terreno, sobre todo durante los meses más lluviosos.

Durante los momentos del año de más calor se recomienda avanzar durante las horas del día en las que descienden las temperaturas. Por lo tanto, es recomendable evitar la franja que va desde las 12 hasta las 18 horas.
De este modo, te asegurarás no sufrir los peligrosos golpes de calor y la deshidratación.
El equipaje, si os decidís a peregrinar en bicicleta, debería incluir los siguientes elementos:

Parches para pinchazos y otros objetos para la reparación. Es muy importante prevenir los reventones o golpes fuertes, para lo que se recomienda tener a mano un trozo de cubierta.
– Zapatas de freno, para asegurar un correcto frenado
Casco, gorra y las gafas de sol.
– Maillot, culotes, calcetines, zapatillas apropiadas, guantes y chubasquero.
– Botellín.
– Bolsas laterales.
– Bomba de aire.
– Elementos de limpieza y engrase.
– Candado.
Recordad que los caminantes tienen preferencia sobre los ciclistas. Como norma general, hasta las 20:00 el peregrino a pie tiene prioridad. El motivo es que, si el albergue está abarrotado, un ciclista tardará mucho menos en alcanzar el siguiente albergue.

¿Os habéis decidido ya a peregrinar sobre dos ruedas? Si es así, recordad que en Albergue Milpés disponemos de parking para bicicletas. 😉

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies