El amor que puede surgir en el Camino de Santiago

pareja_Camino_de_Santiago

La ruta jacobea siempre deja un mensaje o una grata experiencia a todos los peregrinos, recompensando el esfuerzo de cumplir la tarea de llegar hasta la catedral, de diferentes maneras. Una de las más increíbles es encontrar el amor en el Camino de Santiago.

Las historias de peregrinos que se conocieron durante o después del recorrido por el Camino de Santiago son numerosas, todas comparten un espléndido mensaje a la superación y a la receptividad de las nuevas cosas por venir. Muchos agradecen al Camino y a su sabiduría, otros al Apóstol o a la suerte.

¿Es fácil hacer relaciones en el camino de Santiago?

Es un lugar catalogado como mágico o místico por el efecto de renovación y reencuentro que causa en aquellos que se animan a sumarse en su recorrido hasta Santiago de Compostela.

El sentimiento de humildad y compasión hacia el prójimo, nuevos comienzos y etapas que superar, ayudan a conectar a las personas y a coincidir, incluso antes de culminar el recorrido. Dando a comprender que el Camino de Santiago provee respuestas a las necesidades de sus peregrinos.

Si aún no nos crees, te traemos dos historias de peregrinos que se enamoraron el Camino de Santiago.

La historia de amor de una chica pamplonesa

Entre las historias de amor nacientes del Camino de Santiago, esta puede ser una de las más completas. María es una peregrina proveniente de Pamplona, durante su recorrido conoció a Jeong, un peregrino de nacionalidad coreana.

María se encontraba en plena transición laboral, tenía que mudarse fuera de España para seguir cumpliendo con sus metas profesionales y personales. El Camino con su sabiduría y experiencia brindo a María el valor para tomar su decisión, y como recompensa ahora está en Bélgica creciendo como persona junto con su nueva pareja, Jeong.

Una conexión en Villafranca

Esta es una de las experiencias donde el Camino de Santiago fue el único responsable de la historia de María Luisa y José Luis, quienes no se conocían e iniciaron su recorrido hasta la Catedral de Santiago desde diferentes puntos de inicio.

Coincidieron por acciones del Camino, un José Luis perdido se encontró por primera vez con María Luisa. Llegaron a compartir el mismo grupo de viaje, pero cada quien a lo suyo hasta retomar nuevamente sus senderos solitarios, coincidiendo un par de veces.

María Luisa llegó hasta la Cruz de Ferrol, donde encontró una nota de José Luis, la invitaba a comer en una cafetería andaluza en Villafranca. Al tiempo, ambos peregrinos volvieron al mismo lugar en Villafranca para sellar su compromiso en santa unión.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies