camino-de-santiago-en-bicIcleta

Como en todo proyecto la preparación es indispensable para asegurar que disfrutarás al máximo cada etapa, y sobretodo que estás preparado ante cualquier inconveniente. Si has decidido recorrer el Camino de Santiago en bicicleta, hay ciertos aspectos que debes de considerar antes de embarcarte en esta mítica aventura.

Primero debes asegurarte que te encuentras en las condiciones físicas necesarias para hacer todo el recorrido. Igualmente, es importante que verifiques que tu bicicleta está en perfecto estado y que será el vehículo perfecto para acompañarte en tu peregrinación.

¿Por qué debes preparar un kit de emergencias para el Camino de Santiago?

A pesar de que los accidentes y enfermedades son muy poco comunes en este recorrido, es importante que puedas estar preparado para solventar inconvenientes menores, como pequeñas cortaduras, o inflamaciones musculares.

¿Qué debe incluir el kit de emergencias?

Algo importante a considerar es que debes llevar únicamente lo esencial. Para que tu viaje sea cómodo, no debes sobrecargar tu equipaje con cosas innecesarias o que puedes conseguir fácilmente en las farmacias de los diferentes pueblos durante el recorrido del Camino de Santiago.

Estos son algunos elementos esenciales que no pueden faltar en tu kit de emergencia:

  • Vendas, que puedan ayudarte en caso de que a causa de un mal movimiento o mucho esfuerzo sufras inflamación en los tobillos.
  • Tiritas, ayudan a curar más rápidamente cortes y heridas leves, además que te mantienen protegido de los elementos.
  • Compeed, estos apósitos son ideales para tratar ampollas, ya que alivian el dolor de manera inmediata y ayudan en la cicatrización.
  • Tijeras y pinzas, para cortar las vendas en caso de que lo necesites o para extraer algún objeto extraño que se haya depositado en tu piel.
  • Ibuprofeno, al ser analgésico y antiinflamatorio, puede ayudarte a tratar diferentes problemas. Desde un tobillo hinchado hasta un dolor de cabeza.
  • Povidona yodada para limpiar heridas y prevenir posibles infecciones.
  • Gasas,en caso de que debas cubrir una herida de gran tamaño. Igualmente pueden ayudarte a limpiar heridas o ampollas.
  • Antihistamínicos o antialérgicos, imprescindibles si sufres de alergias.
  • Barritas energéticas que puedan ayudarte a reponer del esfuerzo físico o en caso de que sufras de hipoglicemia a causa del calor.
  • Linterna por si necesitas ver o limpiar una herida en la oscuridad.

Es importante que recuerdes que si bien este kit puede ayudarte a solucionar inconvenientes pequeños, si llegas a sufrir algún accidente mayor o herida de gravedad durante el Camino de Santiago, debes acudir a emergencias para que te presten ayuda especializada.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies