Puede que hayas escuchado sobre la reflexión de Johann Wolfgang von Goethe sobre el Camino de Santiago, situando a la ruta jacobea como la cuna de Europa a través de la peregrinación a Santiago de Compostela.

La influencia dada por el Camino al continente europeo se puede ver a lo largo de las romerías, abriendo brechas nacientes de la peregrinación para crear exploración a los diferentes confines del continente. Debido a la cultura proveniente del Camino, el Consejo de Europa la declara Itinerario Cultural Europeo en 1987.

¿Cuándo comienza la influencia de la peregrinación en Europa?

Goethe hace énfasis en las peregrinaciones situadas en siglo X, donde se registran los primeros recorridos provenientes de lugares más allá de los pirineos con la finalidad de llegar a rendir tributo al Santo Apóstol.

Este grupo de peregrinos no solo provenía de diferentes rincones, sino que también eran de diferentes niveles sociales de la época. Esta mezcla de intereses motivados por la peregrinación hizo que comerciantes como mercaderes y artesanos se asentaran por fines comerciales, mayormente inspirados en el apoyo al peregrino.

Intercambio cultural

A medida que la afluencia de peregrinos iba en aumento, creció el interés en el intercambio económico y cultural entre peregrinos y personas que ahora hacían vida en las diferentes localidades que concurrían en la red de rutas del Camino de Santiago.

El trueque de conocimientos entre peregrinos y personas locales fueron base para muchas de las tradiciones que perduran en la ruta jacobea hasta el día de hoy. Promoviendo los valores del Camino.

La importancia de la afluencia de peregrinos

A medida que el Camino de Santiago se situaba como una de las principales vías que interconectaba al continente europeo, mostró un vital interés en los reyes de la época. Logrando ofrecer privilegios y protección a aquellos que realizaban la peregrinación.

El apoyo presentado por los reyes a los peregrinos que llegaran a sus tierras eran tanto de goce, así como de penitencia.

Entre los privilegios ofrecidos están lo que hoy se conoce, como los servicios de hospedajes a través de albergues, lugares de acogida para peregrinos. Todo hecho con la finalidad de mantener viva la tradición peregrina, más allá de la retribución económica.

Esta es de las peregrinaciones más antiguas de las que se te tiene documentación, por lo que toda la tradición que nació por los diferentes caminos de la ruta jacobea, tiene gran influencia en vivencias del camino. Ambas son resultado de la afluencia de peregrinos que han transitado las rutas desde tiempos milenarios.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies