La famosa sombra de un peregrino en la Plaza de la Quintana y sus leyendas

sombra-peregrino-santiago-quintana

fuente: declickenclick

Son muchas las leyendas que recaen sobre esta misteriosa sombra que solo podemos observar cuando cae la noche en una de las paredes de la Catedral, concretamente en la Plaza de la Quintana.

El alma que acompaña al peregrino

Una de las leyendas cuenta que es un alma que acompaña al peregrino durante toda la peregrinación y que le anima a seguir y da fuerzas a medida que se endurece el Camino. El peregrino siente la presencia de esta sombra pero no se encuentra con ella hasta que termina el Camino y visita la plaza de la Quintana.

Un alma sin purgar

Otra de las leyendas dice que es el alma de un peregrino que se quedo atrapada en la Catedral de Santiago. La leyenda cuenta como un francés, en el Siglo XV, fue condenado por cometer un parricidio.

Tras años de cárcel se le impuso la peregrinación hasta Santiago con el fin de eximirse de sus pecados. Durante su peregrinación, la cual hacía con poca devoción, tuvo varios altercados que le llevaron a asesinar a dos jóvenes.

Cuando el joven llegó a Santiago de Compostela no encontró lugar donde dormir, por lo que decidió descansar a las puertas de la Catedral, debido a su cansancio, en poco tiempo quedo profundamente dormido. Mientras dormía se le apareció en sueños su padre quien le perdonaba por haberle asesinado pero no lo exculpaba de los dos jóvenes a los que le había arrebatado la vida durante la Ruta Xacobea, por lo que no podría eximirse de sus pecados hasta que las almas de los dos jóvenes asesinados peregrinasen a Santiago.

El joven monto en cólera y desenvainó su espada contra el espíritu de su padre, pero el padre terminó por asesinarle a él. Cuenta la historia, que este peregrino espera desde aquella noche a que sus victimas peregrinen a la Catedral y pueda redimir sus pecados, de ahí la sombra reflejada en la pared de la Catedral.

A la espera de su amor

La leyenda más famosa y extendida también cuenta con un final trágico. La historia cuenta como un sacerdote y una monja de clausura se enamoraron y cada noche se reunían a través de un pasadizo bajo la escalinata de la Plaza de la Quintana.

El sacerdote loco de amor, decidió dejar el hábito y le propuso a la monja que se escapase con él, para poder vivir un amor pleno. Ambos quedaron al anochecer en la Plaza de la Quintana, el sacerdote se presentó allí caracterizado con la vestimenta del peregrino con el fin de no levantar sospechas, pero ella no apareció.

Pese a ello, el sacerdote acudió cada noche esperando a su amada de la misma manera y nunca perdió la esperanza. Cuenta la leyenda que desde aquella noche la sombra del sacerdote acude a la Plaza de la Quintana para esperar a su amada.

Esta sombra se ha convertido en una de las imágenes más icónicas de la Catedral de Santiago, para muchos representa a un peregrino, con sombrero y bordón. Sin embargo, la famosa sombra se debe a un reflejo creado por la iluminación nocturna de la basílica sobre un pilar de granita.

Os dejamos un mapa de como llegar a la Plaza de la Quintana para que podáis ver con vuestros propios ojos esta sombra tan peculiar.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies