Un buen peregrino y sus compromisos con el Camino de Santiago

buen_peregrino_camino_de_santiago La tradición es uno de los principales motores que motiva a hacer la peregrinación hasta la ciudad de Santiago de Compostela a través del Camino. Por ello, la identidad del Camino está basada en sus orígenes y tradiciones, que animan al buen peregrino a continuarlas y compartirlas con las nuevas generaciones. El auge del Camino de Santiago ha impulsado la preservación de los valores que transmite, incentivando el cumplir con las responsabilidades para ser un buen peregrino de la ruta Xacobea.

Resguardar la esencia del Camino

Antes de iniciar tu viaje, debes coger conciencia de que el motivo del viaje es conocer la experiencia que provee el Camino, ya sea espiritual o personal.

El Camino de Santiago es más que una red de rutas

Uno de los requisitos necesarios para acreditar la experiencia por el Camino de Santiago es cumplir los últimos 100 km del recorrido, concentrando a decenas de visitantes en las localidades más concurridas en las fechas de mayores tradiciones. Los meses entre la Semana Santa hasta finalizado los días de septiembre, reúnen muchos peregrinos en búsqueda de una experiencia del momento, en lugar de vivir las tradiciones, como las que hacen vida en las diferentes localidades del Camino Francés.

Que el tiempo no sea un límite

Si no cuentas con el suficiente tiempo, evita lugares muy concurridos sobre todo en las zonas más conocidas de la ruta del Camino Francés. Esta ruta converge en 10 rutas oficiales donde puedes disfrutar de la misma experiencia de mano de otras localidades de la zona.

La tradicional humildad del Camino

Los albergues y refugios para peregrinos son la mejor muestra de humildad. Estarán a tu disposición para brindar un espacio y facilitar servicios sin pedir nada a cambio, como buen peregrino, nada más que una colaboración de tu parte ayudará a que el lugar siga funcionando.

Ayuda al prójimo

Los monjes que peregrinaban hasta la ciudad donde reposa el apóstol Santiago, hacían más que la buena voluntad. Ellos retribuían con servicios a las personas o a la comunidad por el refugio dado. La ayuda que proveas como buen peregrino, tenderle una mano al necesitado y brindar apoyo a otros peregrinos, ya sea en el Camino o en algún refugio, te será recompensada por la misma experiencia.

Cuida del camino

Por último, como buen peregrino, hay que enfatizar con la preservación de los espacios naturales y culturales a lo largo de las rutas del Camino de Santiago. Motivando a realizar un sano Camino, es decir, recoger la basura y situarla en los debidos sitios para que todo su esplendor se mantenga vivo por mucho más tiempo.

¿Te ha gustado nuestro post?

Por favor, valora este artículo con estrellitas

¡Tu opinión nos importa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies